Aire libre

Ruta de las Caras de Buendía: 18 obras insólitas entre pinares

La ruta de las Caras de Buendía es un camino de apenas dos kilómetros pero en el que se concentran 18 obras insólitas realizadas sobre las rocas areniscas de la zona. El camino es muy fácil, en una zona de pinares que anima al senderismo. Además, las esculturas, que pueden gustar o no estéticamente, son un aliciente para que los niños jueguen a encontrar cada una de ellas e imaginen que representen. Por tanto, una buena opción para iniciar a los pequeños en el placer de andar por el campo. 

La ruta de las Caras se ha convertido en un atractivo turístico de esta zona de Cuenca gracias a las obras realizadas por Jorge Maldonado y Eulogio Reguillo, entre los años 1992 y 2007. Desde Madrid se puede llegar desde la A3 o la A2, pero tener en cuenta que la ruta se encuentra fuera del propio pueblo, a unos cuatro kilómetros, cerca del pantano de Buendía. Se accede por un camino de tierra transitable y existe aparcamiento para los vehículos justo antes del inicio del camino, pero éste no es recomendable para carrito. Tampoco existen establecimientos en los alrededores, por lo que os aconsejamos llevar agua y, si se quiere, comida.

La primera escultura que se encontrará a poco más de 200 metros de la entrada es “la Moneda de Vida” un bajorrelieve alegórico de 2 metros. Las siguientes esculturas serán la “Cruz Templaria”, “Krishna”, “Maitreya” y “Arjuna”, todas ellas a escasos metros unas de otras. La senda continua en paralelo a las rocas, divisándose una esplendida panorámica del pantano de Buendía, para llegar a la “Espiral del Brujo” y “Chemary”, que representa un gran nomo.

chemany, el gran nomo

Desde ella, no se debe volver al aparcamiento, sino a una pequeña explanada de olivos donde está “La Monja”, una cara de 1,60 metros. Y es que las dimensiones de alguna de estas obras son su atractivo, ya que las convierten en estupendos murales para fotografiarse con ellas. Posteriormente, será la figura del “Chamán” la que se encuentra mirando al pantano, cercana a “Beethoven” y el “Extraterreste”. Siguiendo la mirada del Chamán en dirección al pantano se divisará la calavera llamada “De muerte”. Es la figura más alta y desde ella se divisa el pantano. Ahora está bajísimo. En la misma peña, por el otro lado, está la Dama del Pantano, mirando a la presa.

Antes de seguir la senda, se puede descender al pantano para jugar allí a coger piedras o conchas. Nosotros encontramos numerosas pinzas de cangrejos en la orilla y a los niños les dio por hacer muñecos con ellas. Hay que dejar volar la imaginación.Las últimas esculturas son “La Cruz del Temple”, “La Virgen de la Flor de Lis” y, a su derecha, “La Virgen de las Caras”.

Alrededores

Hay posibilidad de comer al inicio/fin de la ruta, pero hay poquitas mesas y en los fines de semana, la ruta suele estar bastante llena. Para completar el día podéis también visitar el pueblo, cuyos principales atractivos son la Plaza Mayor, la Iglesia de Nuestra Señóra de la Asunción y los restos de muralla.

Imagen De la Iglesia desde la arcada de la Plaza Mayor

Otra posibilidad es acudir a la ermita “La virgen de los desamparados”, sobre el cañón del río Guadiela, una zona de alto valor ecológico, también desde el punto de vista de las aves que en ella anidan o a la propia presa del pantano.

Toda la información la podéis encontrar en los siguientes enlaces

http://www.rutadelascaras.com/

http://ayuntamientodebuendia.com/

 

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply