Aire libre

El bosque encantado: 300 figuras vegetales para crear un mundo mágico

En Madrid existe un jardín botánico único en Europa. Se trata del “Bosque Encantado”, un parque con más de 300 esculturas vegetales que crean un mundo mágico, donde cada camino lleva a un nuevo descubrimiento. La familia Pequeplanning quería descubrir por sí misma este entorno de cuento y su experiencia ha sido muy positiva. Te lo recomendamos. Puedes comprar las entradas a través de este enlace ENTRADAS con un 13% de descuento.

Habíanos oído hablar de este sitio, pero desconocíamos si merecía la pena. Os podemos decir ya que para nosotros sí. “El Bosque Encantado” se encuentra en plena Sierra Oeste, cerca de San Martín de Valdeiglesias, y no puedes imaginar lo que vas a encontrar tras sus sencillas taquillas y la zona de aparcamiento de tierra.

Inmediatamente te adentras en un mundo de fantasía, donde tanto adultos como niños disfrutarán de la belleza creada con las diferentes especies vegetales. Se puede jugar en los laberintos y ver las exposiciones de cactus, pero las zonas temáticas son las más divertidas: animales, dinosaurios, música, vehículos, personajes de Walt Disney…

Observando la figura del tren

A los pequeños les encantará y no pararan de hacerse fotos con sus figuras preferidas. Intentar recorrer todo el parque. Quizás falten algunos carteles e indicaciones, pero eso también su encanto porque es como una aventura para descubrir cada rincón.

Se tarda aproximadamente dos horas en recorrer todo el bosque, aunque depende de vuestro ritmo y las veces que deseéis pararos. Hay una zona de relajación cerca del arroyo las Casetas con la conocida cascada Barbellido. Una zona fresquita que se agradece con el calor y donde parase para descansar.

Fuente de Buda en la zona de relajación

Las instalaciones cuentan con un pequeño bar y zona de columpios y merendero donde poder llevar tu propia comida. El horario es de jueves a domingo de 10.30 a 21.00 horas en verano y permiten la entrada de perros. La dirección exacta es camino de Marañones, en la carretera M-501, sin necesidad de entrar en San Martín de Valdeiglesias.

Se encuentra muy cerca del embalse de San Juan, cuya playa ha obtenido este año Bandera Azul. Por lo que si queréis, podéis aprovechar el día para ver esta maravilla natural y disfrutar luego dándoos un baño en el pantano. No os arrepentiréis.

 

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply