Interior

La exposición de Tutankhamón, un imprescindible viaje arqueológico a Egipto

La exposición de “Tutankhamón, la tumba y sus tesoros”, es mucho más que una simple recopilación de los objetos hallados en la tumba del citado faraón. Es la historia de cómo se encontraron. La historia de Howard Carter, el arqueólogo que no se rindió y cuya perseverancia le permitió descubrir la tumba del faraó en el Valle de los Reyes de Egipto. Y trasladado todo de una forma mágica. Os contamos cómo.
La presentación de la exposición hace que el visitante se convierta en arqueólogo y sienta la emoción de acceder por primera vez en el recinto funerario de Tutankhamón. Entrar en cada una de las cámaras que lo forman y sorprenderse por los miles de suntuosos objetos que en ellas existían.

Representación de la cámara funeraria

Para ello, la muestra se inicia con dos proyecciones en las que se mezclan imágenes reales y simulaciones de la vida de Howard Carter y sus excavaciones arqueológicas. Se cuenta en primera persona, con las propias palabras que dejó escritas el descubridor y que traslada a los visitantes al antiguo Egipto.

Los asistentes deben hacer un pequeño recorrido para descubrir las salas de la tumba, como si fueran el arqueólogo. Tras esa pequeña introducción en la que se deben seguir las indicaciones, empieza la exposición propiamente dicha, en la que la visita es libre.

Las explicaciones de todo, las ofrece el audioguía que se proporciona la entrada. Os recomendamos llevaros cascos, así no tendréis que estar sujetando el aparato contra el oído, que puede cansar.

Reproducción del cofre donde se guardaron los órganos del faraón

Más de 100 reproducciones y excelentes explicaciones

La exposición cuenta con más de 100 reproducciones de los objetos hallados en la tumba. Desde los sarcófagos hasta los utensilios más insospechados que se creía que podría utilizar Tutankhamón en su otra vida. Pero todo tiene una explicación, que se transmite perfectamente en la muestra, y ofrece una visión muy completa de la cultura Egipcia.

Además, están impecablemente ordenadas, con espacios amplios, que permiten rodearlos, observarlos desde todo los ángulos y, son tan perfectas, que no notaréis que son reproducciones. En definitiva, una excelente puesta en escena.

Fotografiando una de las reproducciones

Datos básicos

Nos ha sorprendido muy gratamente la exposición. Tiene reproducciones sorprendentes, como la propia momia de Tutankhamón, pero que consigue crear también un ambiente único y didáctico. Es uno de los imprescindibles de las Navidades.

Los niños a partir de 8 años pueden ir ellos mismo con el audífono. Para más pequeños recomendamos que los padres vayan jugando más con ellos y explicándoselo.

Ante las capillas en las que encontraron el sarcófago

La exposición se encuentra en Espacio 5.1, en IFEMA. Sus horarios son los siguientes:

  • Lunes a jueves: de 10:30 a 14:30h y de 16:30 a 20:00h
  • Viernes: de 10:30 a 14:30h y de 16:30 a 21:00h
  • Sábados: de 10:00 a 14:30h y de 16:00 a 21:00h
  • Domingos: de 10:00 a 14:30h y de 16:00 a 20:00h.

El coste de la entrada es entre 8 y 10 euros para niños entre 4 y 12 años, dependiendo del día, y de 15 a 18 euros los adultos, si bien hay pases familiares. Los menores de 3 años entran gratis y los desempleados, estudiantes, mayores de 65 años, miembros de familia numerosa, personas con discapacidad y poseedores de Carnet Joven pueden disfrutar de un 15% de descuento sobre el precio de la entrada general.

Merece la pena. El recorrido se suele hacer en hora y media y es muy interesante. Tenéis toda la información y podéis comprar las entradas en el siguiente enlace https://tutankhamon.espacio5punto1.es/es

 

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply