Aire libre

Ruta fácil con niños hasta una cascada preciosa

El camino hasta la Cascada del Hervidero, en San Agustín de Guadalix, es una ruta senderista fácil para ir con niños, que además cuenta con todos los atractivos necesarios para transformar nuestro paseo en un cuento. Se trata de una de nuestras rutas preferidas, por su cercanía a la ciudad, su facilidad y su belleza. Se puede realizar con niños a partir de cuatro años y en cualquier época del año, aunque la más recomendable es primavera y otoño.La ruta comienza en el área recreativa de la Laguna de Los Patos, ubicada en la salida 36 de la A1, muy cerca de la capital. El camino sigue el cauce del río Guadalix y a lo largo del mismo se disfruta de, numerosos saltos y remansos de agua, de gran belleza. En diversas ocasiones hay que cruzar pequeños puentes de madera, lo que resulta muy atractivo tanto para los menores como para los adultos.

Pequeña presa existente en el camino hacia la Cascada

Llega un punto en no se puede seguir a pie del cauce y el camino asciende para ir por encima del valle, sin perder en ningún momento la vista del río. Es el tramo más duro, pero es muy breve y se realiza con un pequeño esfuerzo. A partir de ese momento, se inicia el último tramo del recorrido, por un camino ancho que se toma a la derecha.

Enseguida se cruza un puente de hierro y entonces hay que cambiar la dirección a izquierda, llegando a antiguas almenaras de agua e instalaciones de piedra. Son el adelanto del extraordinario paraje donde se encuentra la cascada.

Para llegar a ella, hay que descender por una escalera tallada en la propia pared de piedra, que recuerda a los cuentos de magia, y su inicio no permite la vista de la cascada. Es al final, cuando gira, cuando encuentras el impresionante espectáculo final. Para los niños es como acceder a un lugar prohibido a través de una escalera mágica.

Escalera de acceso a la Cascada

La zona de la cascada es amplia y se puede tomar un tentempié y descansar antes de volver al área recreativa, donde hay mesas, bancos y zonas de juego para que los niños puedan concluir un día ideal en naturaleza. El camino de vuelta es el mismo y en él también se puede coincidir con ganadería propia de la zona, sin peligro pero que a los menores les hace mucha gracia. En total, la ruta se puede hacer entre dos horas y dos horas y media.


Datos de Interés

Cómo llegar: Salida 36 de la A-1, dejar el coche en el Polígono industrial, junto al área recreativa. Pincha sobre el mapa de la zona

Ruta: Desde ese punto seguir el curso del río por su margen derecha, hasta llegar a un puente de madera. Tras cruzarlo seguir por la izquierda del cauce, hasta alcanzar la antigua carretera de uso del Canal Bajo. Cruzar un puente de hierro y continuar hasta llegar a la Almenara del Sifón de Guadalix. Bajar las escaleras y continuar el camino hasta un nuevo puente cuyo paso está prohibido por ser propiedad del Canal de Isabel II. Justo después se encuentran las escaleras de piedra que descienden hasta la cascada.

Otras consideraciones:

  • Llevar agua y, si se considera necesario, comida, pues no existe ningún establecimiento para surtirse de ellos durante el recorrido.
  • No es recomendable para carrito ni personas con movilidad reducida.

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply