Especiales

“Naturaleza Encendida” llena de Magia el Real Jardín Botánico

Uno de los grandes atractivos en Madrid durante las fiestas navideñas fue la experiencia “Naturaleza Encendida” en el Real Jardín Botánico. A nosotros nos impresionó mucho y nos pareció que los juegos de luces y música llenaban de magia este espacio verde, ya de por si maravilloso. Vuelve en febrero y con una con una nueva instalación que rinde homenaje a la vegetación dañada tras el paso de la borrasca Filomena. Sólo estará hasta el día 21 de este mes.

Qué mejor evento para celebrar el día de los enamorados que acudir en familia a contemplar este espectáculo. Además, está muy bien organizado. El aforo es reducido, cumplen todas las medidas sanitarias, miden la temperatura antes de entrar, hay dispensadores de gel y separan a los asistentes en diferentes colas reducidas para mantener la distancia de seguridad y evitar aglomeraciones en una única fila.

Flores luminosas

Tras entrar por la Puerta de Murillo, te mueves libremente. Eso sí, hay un recorrido establecido para no perderse nada. Todo el camino está marcado por pequeñas luces situadas en los setos y cada placita está decorada. La zona inicial es de flores luminosas. Luego llegas a la Puerta del Rey, flanqueada por dos tulipanes y que va cambiando de color.

Sigues el camino central, franqueado por árboles llenos de luz y vuelves a girar para introducirte en un pequeño túnel. Buscar todo los árboles iluminados, les dan un aspecto mágico y de cuento de hadas. En la mitad de la visita os encontraréis, la glorieta y el estanque de Lineo, con el palacete de Villanueva de fondo. En él, se hace un espectáculo de luz y sonido bastante elegante y en el, os aconsejamos, estar un rato.

Uno de los paseos principales franqueados por árboles luminosos

En las plazas adyacentes al estanque, la glorieta de los Castaños y Plátanos hay dos pequeños puestos con chocolate, caldo, vino caliente y galletitas y son unas zonas muy divertidas para niños. En ellas se han instalado dispensadores de niebla que hacen juego con luces, creando efectos especiales. Los pequeños jugarán a perderse en la niebla y jugar con las luces.

Y desde allí, se afronta la segunda mitad del recorrido, con nuevos túneles de bombillas y mensajes, la zona seres mágicos, como el famoso unicornio de luces. La salida se realiza por un paseo franqueado por árboles que cambian de color al son de la música hacia la cuesta de Moyano, justo al lado opuesto de donde se inicia la visita.

Unicornio de luz

Un espectáculo con elegancia para toda la familia. En él se han utilizado un millón de luces Led, equipos láser, video proyectores,… creando un espacio mágico y un recorrido de 1,5 kilómetros. Podéis comprar las entradas en este enlace NATURALEZA ENCENDIDA

 

You Might Also Like

No Comments

    Leave a Reply